Postal desde la BlizzCon: jornada 1

Uno de los lemas más repetidos de la BlizzCon es una cita que se atribuye con frecuencia y de forma errónea al poeta W. B. Yeats (algo comprensible dada su inflexión poética).

«Aquí no hay desconocidos, solo amigos con los que aún no os habéis encontrado».

Al margen de que uno se sienta o no identificado con la cita, puede que la BlizzCon sea el lugar más adecuado para utilizarla, sobre todo si hablamos de la Overwatch League World Cup. Ocho países compiten por el oro durante dos días, por lo que es fácil encontrarse personas de todo tipo y de todas partes en el Overwatch Arena: fans y compatriotas, cosplayers que solo habíamos visto en internet y hasta jugadores de la Overwatch League haciendo la cola para conseguir comida.

Por ejemplo, durante la ceremonia inaugural conocimos a un tipo llamado Preston. Es el dueño de una tienda de juegos en San Diego que no se separaba de su bebida, y reaccionaba a las noticias sobre cada videojuego con la actitud de un niño la mañana de Navidad.

En la BlizzCon, todo el mundo conoce a un Preston y todo el mundo es Preston, porque todos tenemos una historia.

Los fans

Este año, se acondicionaron unas secciones especiales para el público en las que los aficionados de cada país podían hacer piña, y los resultados fueron estupendos. Presenciamos los organizados cánticos de los fans de Corea del Sur, los grandes grupos de China, las espontáneas explosiones de júbilo de Estados Unidos y Canadá, los peculiares cánticos franceses (como su glorioso himno) y los constantes «oi-oi-oi» de los australianos.

La sección de Reino Unido no fue la más ruidosa, pero también contaba con un buen número de incondicionales.

Es el caso de Becky y Joseph, que tomaron un vuelo de 11 horas desde Manchester, en el norte de Inglaterra, para asistir por primera vez a la BlizzCon. Joseph vestía una camiseta de los London Spitfire, y la pareja reaccionó con entusiasmo cuando los muchachos de su equipo mantuvieron a raya a Estados Unidos en King's Row para empatar el encuentro a 1.

La falta de eventos locales de esports que pudieran servirles de comparación hizo que la BlizzCon supusiera una experiencia impactante para ellos. Becky dijo sentirse, la mayoría de veces, «sin palabras».

«Esto es muy diferente. En Reino Unido no tenemos un circuito de gaming tan grande» —confesó Joseph—. No hay más que ver el estadio: está lleno de americanos, mientras que solo hay un pequeño grupo de británicos».

Puede que la diferencia visual fuese llamativa al principio, pero, contra todo pronóstico, el empate en el marcador sembraba la semilla de la esperanza.

«¡Les hemos ganado un mapa! —exclamó Becky—. Sinceramente, creíamos que nos iban a barrer».

«Si tenemos en cuenta lo mal que lo hicimos el año pasado, me sorprende que hayamos conseguido la victoria en un mapa, así que estamos orgullosos de que hayan llegado tan lejos», añadió Joseph.

Cruzar un océano para animar a un equipo que no las tiene todas consigo es un gran voto de confianza, pero el Reino Unido le demostró a Becky y a Joseph que, a veces, un poco de fe tiene su recompensa. E incluso cuando no es así, la implicación emocional merece la pena.

Y si no, que se lo pregunten a los australianos. Vestidos con sus pijamas de canguro, envueltos con brillantes insignias amarillas, verdes y azules y con toda clase de complementos creativos, fue la única sección que no necesitó identificarse. Entre ellos se encontraba Micah, que admitía no tener demasiado conocimiento sobre Overwatch, pero sabía lo suficiente como para reconocer a Ashley «Trill» Powell como uno de los jugadores más impresionantes de su selección y estar enterado del fichaje del neozelandés Kelsey «Colourhex» Birse por los Boston Uprising.

Sin lugar a dudas, Micah estaba feliz como una perdiz en la zona australiana. «Esto es genial —dijo—. Que cada país tenga una sección concreta crea un ambiente propio de un deporte con selecciones nacionales. Se puede identificar a cada nacionalidad y oír como cantan y animan a sus equipos».

Era consciente de lo complicado que resultaba que Australia derrotara a Corea del Sur, pero eso no mermó el orgullo por su equipo.

«Que hayan conseguido llegar hasta aquí ya es una gran victoria. Esto demuestra que hemos venido a jugar. Tanto si ganamos como si perdemos, vamos a darlo todo. Demostraremos que los esports de Overwatch existen en Australia y que se nos dan bien. Vamos a animar a los chicos hasta el final, ganen o pierdan. Ya han conseguido que estemos orgullosos», afirmó.

El mánager general

No es la primera vez de Qiong «ChiXiaoTu» Li visita la BlizzCon, pero en esta ocasión lo hace como mánager general de China, una selección que ha logrado la mejor posición de su historia en la Overwatch World Cup al llegar a semifinales.

«Antes, los resultados de la selección china no habían sido lo suficientemente buenos y daba la impresión de que el equipo no era fuerte, pero yo sabía que iba a ser distinto esta vez —explica—. Con los jugadores que hemos traído a la BlizzCon, hemos podido demostrarle al mundo que en China somos buenos».

Como mánager general, ChiXiaoTu conoce mejor que nadie el potencial de la selección China y, si miramos los resultados que han cosechado hasta el momento, parece que están en racha, por lo que quiere que los jugadores mantengan el ritmo.

«Aunque hoy hemos logrado la victoria, he pedido a los jugadores que no lo celebren demasiado porque tenemos que prepararnos para el enfrentamiento contra Canadá. No queremos que se pongan más nerviosos de la cuenta, porque queremos que lleguen todavía más lejos. Este año las expectativas son muy altas; creo que pueden colarse en la final y enfrentarse a Corea del Sur», asegura.

Otra parte de su trabajo es procurar que los jugadores disfruten de la BlizzCon y, dado que ha vivido parte de este año en Los Ángeles mientras trabajaba con la Overwatch League, tiene algunas ideas de cómo hacerlo.

«¡Quiero que visiten los estudios Universal! Yo misma he estado cuatro veces, pero quiero que también vayan los jugadores de China. Me apetece que vivan esa experiencia, y ellos también lo están deseando. De hecho, antes del encuentro dijimos que, si perdíamos, iríamos para allá al día siguiente, pero estábamos bromeando, ya que obviamente queremos seguir ganando», añade entre risas.

«En Tailandia, tras nuestra victoria en la fase de grupos, queríamos ir a dar una vuelta con el equipo —explica—. Pero a la mañana siguiente estaban agotados y todo el mundo siguió durmiendo hasta el mediodía, así que no pudimos hacer nada. Se esfuerzan mucho en los entrenamientos y la competición, así que queremos premiarlos».

Ha sido un largo camino, y si China es capaz de completar su camino de redención el sábado en la BlizzCon, cualquier recompensa será bien merecida.

Los presentadores

El año pasado, Mica Burton se encontraba en la BlizzCon haciendo lo que mucha gente: presenciar los encuentros y elegir a su jugador preferido. En su caso fue Jong-Ryeol «Saebyeolbe» Park, pero una cosa llevó a la otra y acabó culminando en la que ha sido su función este fin de semana, miembro del equipo de retransmisión de la Overwatch League.

La palabra que ella utiliza para describirlo es «surrealista», y la expresión que emplea para explicar lo que se siente al formar parte del equipo es: «como tener una familia muy muy muy grande».

Es una familia que ha crecido cada vez más a medida que Burton se abría camino de la mesa de Contenders de Norteamérica al gran escenario de la BlizzCon, pasando por la fase de grupos de la Overwatch World Cup de Bangkok. Pero, eso sí, la emoción sigue siendo la misma.

«Hoy he tenido que aguantarme las lágrimas algunas veces —confiesa—. La sensación que tienes al estar sobre el escenario es abrumadora. Incluso al preguntar algo tan sencillo como "¿Estáis emocionados?" y oír como te jalean miles de personas es... No hay palabras para describir lo increíble que es».

Formar parte del equipo de retransmisión significa rodearse de cámaras, de caos y de tarjetas con notas, pero, tal y como ha demostrado la Overwatch World Cup, siempre hay momentos para convertirse en un fan, tanto si es en un alarde de orgullo regional en la mesa de análisis como si es por alguna apuesta arriesgada. Es un factor que da más autenticidad a la retransmisión.

«Cuando se trata de ser profesional, todo el mundo está a la altura, pero cada uno tiene a sus preferidos —cuenta Mica—. Sé que Jake querría presentar el encuentro de Estados Unidos porque sus compañeros de los Houston Outlaws están en el equipo. Esto es lo mejor de los deportes, el hecho de que, a pesar de que estás trabajando, puedes seguir siendo fan. Es más, ¡creo que hay que ser fan para trabajar aquí!».

El año pasado era Saebyeolbe, pero, ¿en quién se está fijando Burton en la Overwatch World Cup de este año?

«En Guxue. Ese chaval es un tanque fuera de serie —contesta sin dudar—. Le estaré animando cuando suba al escenario de la Overwatch League».

Los jugadores

Para muchos jugadores profesionales, la BlizzCon suele ser el punto álgido de la temporada competitiva. La Overwatch World Cup es una excepción porque existe la Overwatch League, pero el nivel de juego es similar y no se puede negar que la emoción está servida. La primera sorpresa del fin de semana no tardó más de dos horas en llegar, y fue enorme: la victoria del Reino Unido ante Estados Unidos, el favorito local, un equipo del que muchos esperaban que luchara por el oro o incluso pudiera ganarlo.

Pero un buen registro en los entrenamientos no es garantía de éxito si luego no se da la talla cuando importa, ya que, tras un comienzo potente en Ilios, los británicos hicieron enmudecer a los bulliciosos espectadores con tres victorias consecutivas en otros tantos mapas. Los americanos tenían un plan de juego, pero no contaron con la renovada agresividad de Reino Unido, liderada por Cameron «Fusions» Bosworth, el tanque principal y nuevo miembro de la plantilla.

@7LionsOW pull off the upset and advance to the semifinals of the Overwatch World Cup Top 8! #OWWC2018 pic.twitter.com/Cnj1ZRo1tU

— Path to Pro @ #OWWC2018 (@owpathtopro) November 2, 2018
Como equipo, el Reino Unido aprendió de su dura derrota en la fase de grupos a manos de Francia.

«La lección más importante que sacamos de nuestro duelo con Francia fue que jugaban con un estilo muy agresivo y sin miedo —cuenta el DPS Michael «MikeyA» Adams—. Nos dimos cuenta que, para ser el mejor equipo con una formación triple-triple, debíamos tener confianza, apoyarnos unos a otros y jugar con agresividad. Ir a por todas. Y hoy lo hemos hecho. Además, antes de los encuentros, una de las razones principales de nuestras dificultades en los entrenamientos fue que no jugábamos como equipo, contando con los demás. Sin embargo, si en este encuentro alguien daba una instrucción, todo el mundo la seguía».

La aplastante victoria 3 a 0 de Canadá sobre Francia también supuso una sorpresa, ya que Francia era la primera cabeza de serie, aunque este encuentro resultó el más difícil de predecir de todos los cuartos de final. Los tres mapas estuvieron muy disputados: Busan tuvo tres rondas, Eichenwalde fue el escenario de una de las capturas del punto C más intensas de la historia reciente y Anubis también tuvo tres rondas se alargó hasta los 25 minutos. Este tipo de enfrentamientos ponen de manifiesto que los esports son tan duros a nivel físico como los deportes tradicionales.

China lo tuvo un poco más fácil que Canadá al imponerse a Finlandia por 3 a 0, con una superioridad que se hizo especialmente patente en Hanamura, el tercer y último mapa. A pesar de ser una región que infunde respeto, China ha pasado desapercibida durante la Overwatch World Cup, un hecho que dicen que ha jugado a su favor. Parece probable que, tras la BlizzCon, nadie vuelva a subestimar a los jugadores de la selección china, sobre todo al tanque principal Qiulin «Guxue» Xu, que se postula como MVP del torneo con jugadas como esta:

¿Guxue?

More like GET OUT OF MY BAR #OWWC2018 pic.twitter.com/Bz6xpJubOb

— Path to Pro @ #OWWC2018 (@owpathtopro) November 3, 2018

Los fans de Overwatch responden bien a las buenas jugadas, y los gritos de ánimo a China fueron de los que más se notaron. «Aquí hay un ambiente especial. Tenemos muchos fans, y cuando oímos que nos animan sentimos un poco de presión, pero jugamos bien nuestros encuentros igualmente», explica Tianbin «LateYoung» Ma.

En cuanto a Corea, el orgullo nacional es algo que siempre tiene presente al salir al escenario. Dado su historial de éxitos en Overwatch, con dos títulos consecutivos de la Overwatch World Cup, es casi una cuestión de honor. Esto no significa que haya que tomárselo todo con seriedad empresarial, tal y como demostró el equipo con su victoria 3 a 0 sobre Australia, donde eligieron a Mei y a Torbjörn cuando la victoria estaba casi asegurada.

@carpe_ow TORBJÖRN SIGHTING #OWWC2018 pic.twitter.com/uQCyUFYroe

— Path to Pro @ #OWWC2018 (@owpathtopro) November 3, 2018

Este equipo se las ha apañado para reorganizarse en poco tiempo tras cambiar a tres jugadores para la BlizzCon. La bestia está tomando forma a partir de piezas separadas, pero Corea hace que funcione.

«Todos vienen de equipos distintos, por lo que tenemos que averiguar cómo solucionan ciertas situaciones en cada uno. Por ejemplo, cómo hace las cosas Fate en los Valiant —explica el jugador de apoyo Tae-Sung «Anamo» Jung—. La oportunidad de conocer los entresijos de los demás equipos es genial y nos lo estamos pasando muy bien».

Por pasarlo bien puede referirse a la sonrisa del DPS Jae-Seok «Carpe» Lee cuando le preguntamos sobre las mencionadas elecciones de Mei y Torbjörn, a lo que simplemente contestó: «Es un secreto».

Llega la heroína número 29

Un explosivo atraco a un tren le da a McCree la oportunidad de saldar cuentas pendientes con antiguos compañeros.

Watch REUNION now! pic.twitter.com/n6NTRvvPMw

— Overwatch (@PlayOverwatch) November 2, 2018

La nueva heroína del juego hizo su primera aparición en la Overwatch Arena antes del comienzo de los encuentros y Ashe, junto a su fiel colega BOB, se convirtió de inmediato en un tema de conversación en internet. Los jugadores de la Overwatch World Cup también han querido dar su opinión.

«Tener una definitiva que te permite invocar a otro personaje es algo muy interesante en un shooter —opina el DPS de Estados Unidos Zachary «Zachareee» Lombardi—. Puede que sea muy poderosa gracias a su definitiva, aunque sus habilidades básicas también parecen divertidas y potentes, ya que le otorgan una gran movilidad y potencial».

Eoghan «Smex» O’Neill, del Reino Unido, tiene una opinión parecida: «Todavía no he visto el funcionamiento de su compañero ómnico. Creo que será lo más reseñable de esta heroína, ya que es como si se añadiese a un séptimo héroe a la pelea. Abre opciones para flanquear con los dos y cosas así. Tengo curiosidad por ver cómo funciona».

Lane «Surefour» Roberts, un jugador que suele estar muy seguro sobre sus mecánicas, lanza un desafió al resto de la comunidad. «Voy a ser el jugador que maneje mejor a esta heroína porque es mi tipo, sin duda. Requiere mucha precisión y mucha regularidad», declara. A lo que añade que, si juega con ella lo suficiente, obligará a Blizzard a reducir su poder.

Probablemente, la opinión más contundente sea la de LateYoung: «Sabía que Blizzard no me decepcionaría».