Postal desde la BlizzCon: Corea del Sur consigue el triplete

Para un torneo que ha tenido tan solo un ganador en su breve historia de tres años, la Copa mundial de Overwatch ha sido responsable de lanzar carreras profesionales al estrellato y asegurar puestos en alineaciones para muchos jugadores de todas partes del mundo. Hay algo especial sobre el escenario de la BlizzCon que convoca a lo mejor de esta comunidad: equipos discretos que demuestran estar a la altura de las circunstancias, jugadores desconocidos que alcanzan su momento de fama, o simplemente la reacción alquímica entre competidores de primera categoría, el apoyo increíble de los fanáticos y una asombrosa atmósfera en la arena.

La competencia de este año fue impredecible en todo sentido, con la excepción de un solo aspecto. La sorpresiva victoria del equipo británico ante Estados Unidos marcó la pauta del fin de semana. Además, tanto Torbjörn como Symmetra participaron en el campo de batalla. Sin embargo, a pesar de todas las idas y vueltas, hubo una constante que permaneció firme luego de dos días de alucinantes enfrentamientos de Overwatch: los coreanos siguen siendo los mejores del mundo.

A veces se gana, a veces se aprende

A veces, perder no es algo tan malo. Algunos lo sentirán como el fin del mundo, pero, como todo fin de recorrido, también puede ser el comienzo de otro. A veces, la derrota nos permite hacer un borrón y cuenta nueva mental. La mayoría de las veces, si eres jugador profesional, esto implica aprender sobre la derrota y mejorar a partir de ella.

El equipo de Canadá estuvo en una posición difícil luego de caer 3-0 en las semifinales ante China. El encuentro no estuvo particularmente reñido en ningún momento y los jugadores se vieron obligados a dirigirse inmediatamente aI enfrentamiento por la medalla de bronce. Sin embargo, recomponerse rápidamente no fue una gran preocupación para el equipo, ya que la derrota también liberó un poco la carga que tenían sobre los hombros.

“Cuando pierdes en las semifinales, sientes que te relajas por completo porque ya no tienes la presión de competir por la medalla de oro”, explicó Christopher “Bani” Benell. “En aquel momento, nos subimos al escenario simplemente para pasarla bien. Ahora, no teníamos otra cosa en mente más que disfrutar del juego”.

En lugar de paralizarse por el resultado, Lane “Surefour” Roberts dijo que su equipo simplemente abordó la situación paso a paso. “Si te quedas pensando en la derrota y te invaden los pensamientos negativos, lo único que harás será empeorar tu estado mental para la siguiente partida”, reflexionó. “Una vez que decidimos las composiciones que queríamos utilizar, pudimos reafirmar nuestra confianza sobre lo que estábamos haciendo y simplemente divertirnos”.

Así y todo, los buenos equipos no pueden depender únicamente de relajarse un poco para ganar. Todavía debían enfrentarse al equipo de Gran Bretaña, el cual había dejado a Corea del Sur aturdido con dos mapas empatados antes de sucumbir eventualmente en las semifinales. Por este motivo, Canadá busco adaptarse: el equipo se inspiró en un recurso que había usado su rival y lo aplicó a su estilo de juego con Winston para luchar contra los británicos, particularmente en los últimos dos mapas.

“China comenzó su jornada de manera superagresiva, con una composición que prácticamente nunca antes habíamos visto, a la cual nos costó muchísimo adaptarnos”, confesó el jugador de apoyo William “Crimzo” Hernandez. “Luego, cuando llegó el turno de enfrentarnos a Reino Unido, triunfamos reciclando la composición china”.

Invasión británica

Si bien es fácil ser cortés cuando uno es el vencedor, tanto Canadá como Corea del Sur demostraron estar auténticamente sorprendidos por el equipo de Gran Bretaña en sus encuentros. Felix “xQc” Lengyel, quien estuvo al mando del frente de batalla y tuvo que responder a la mayoría de los ataques del equipo enemigo, manifestó un motivo en particular.

“Kyb juega con un estilo de Brigitte que nunca antes había visto”, reconoció. “Se esconde en los flancos desde terrenos elevados y luego salta: los británicos flanquean con Brigitte y utilizan una combinación de Azote de escudo y Quebrantasuelos a larga distancia que nadie sabe cómo contrarrestar. A su vez, saben cómo actuar de manera agresiva cuando salen de lugares estrechos”.

El tanque principal de Corea del Sur Pan-Seung “Fate” Koo admitió que Reino Unido tomó a su equipo por sorpresa en su encuentro de la semifinal, una excepcional pero reñida victoria 2-0, y dijo, “Fue uno de los equipos más fuertes que usó composiciones de triple apoyo y triple tanque. Por ese motivo, fue difícil contrarrestarlo”.

Reino Unido fue un equipo que no contaba con el voto de confianza de muchos rumbo a la BlizzCon: tenía tan solo un jugador con experiencia en la Liga Overwatch, mientras que el resto se encontraba distribuido entre las regiones de Contenders, lo cual dificultó las posibilidades del equipo para practicar como grupo consolidado. Sin embargo, la preparación no requiere necesariamente una buena latencia; solo tener la mente clara y fomentar la confianza en uno mismo.

“Cualquier equipo que trabaje unido y juegue como tal puede poner en jaque a los mejores escuadrones del mundo”, comentó el entrenador en jefe Elliot Hayes. “No importa si solo tienes un jugador de la Liga Overwatch, hay mucho talento allí afuera y, si juegas lo suficientemente bien tanto de forma individual como en equipo, podrás disputar un puesto entre los mejores jugadores.

Los británicos no permitieron que su posición como David turbara su mentalidad al enfrentarse a los Goliat de Overwatch. De hecho, no interpretaron la situación como el relato de David y Goliat en absoluto.

“La gente ve grandes figuras y da por sentado que son garantía de gran talento”, afirmó Harrison “Kruise” Pond. “La Liga Overwatch es una cosa, pero en Contenders... Los jugadores se equivocan, pueden mejorar, así como también empeorar. Sin lugar a dudas, apuntamos a acortar la brecha”.

Kruise es uno de los jugadores que se ha puesto en campaña para sortear dicha brecha, ya que firmó contrato con el nuevo equipo de París luego de haber jugado para Toronto Esports en Contenders América del Norte. Todavía no hay certeza de si sus otros destacados compatriotas se unirán a él y a Isaac “Boombox” Charles en la Liga Overwatch, pero estamos seguros de que Seven Lions redirigió la atención de muchos al Overwatch británico durante este fin de semana.

Al final, Corea triunfa

Corea podrá haber tenido dificultades para encargarse de los británicos, pero esta agotadora experiencia no hizo otra cosa más que fortalecerlo. Al final, Corea aplastó lisa y llanamente a China con una eficiencia aplanadora, ya que este último tardó demasiado en adaptarse a la propuesta de juego coreana y prepararse para una recuperación adecuada.Tras perder 4-0 en una serie al mejor de siete, los chinos tuvieron una experiencia reveladora acompañada por el amargo sabor de la derrota.

“Antes del encuentro, sabíamos que habría diferencias entre los equipos, pero no nos imaginamos que serían tan marcadas”, expresó el capitán de China y tanque secundario Tianbin “LateYoung” Ma. “Su talento y coordinación en equipo realmente nos superan, así que la derrota de hoy nos dejó abatidos”.

No obstante, haber salido subcampeones de la Copa mundial es un logro que China podrá tomar como punto de partida no solo para sus jugadores en un sentido individual, sino para la región en su conjunto.

“Dado que en los dos años anteriores solo habíamos avanzado hasta cuartos de final, llegar al encuentro por la medalla de oro este año fue una auténtica hazaña”, compartió LateYoung. “Espero que la escena competitiva de Overwatch en China pueda seguir mejorando”.

En cuanto a Corea, la palabra “dinastía”, la cual no debe ser confundida con el equipo de la Liga Overwatch, por lo general se utiliza para describir a aquellos equipos deportivos que han ganado varios campeonatos en poco tiempo. En este caso, el título está más que merecido. Como si esto fuera poco, el país lo consiguió con una alineación completamente diferente a la que se coronó campeona el año pasado. De hecho, intercambiaron tres nuevos jugadores antes de la BlizzCon.

La pregunta que siempre nos hacemos es la siguiente: ¿por qué los coreanos siempre ganan en Overwatch? La respuesta tiene muchas maneras de ser abordada y está repleta de opiniones y comentarios diversos. Por su parte, los jugadores tienen sus propias explicaciones.

“En la cultura coreana, tenemos una filosofía por la cual la gente es simplemente muy competitiva”, explicó Fate. “Creo que nuestra naturaleza competitiva es un gran factor que influye en nuestra capacidad para sostener esta racha de tres años consecutivos como vencedores de la Copa mundial”.

Ese espíritu competitivo se extiende también a sus propios predecesores. Cuando les preguntamos sobre quién ganaría en una batalla entre las tres iteraciones de la selección coreana del campeonato, Seong-Hyun “Jjonak” Bang, el prodigioso jugador de Zenyatta que fue declarado MVP de T-Mobile del campeonato, sonrió pícaramente detrás del brillante trofeo que se encontraba a su lado.

“Ganaríamos nosotros, por supuesto”.